24 Horas de programación catolica

Facebook Santa María de la Paz Twitter Santa María de la Paz Youtube Santa María de la Paz

Nació en Medellín el 12 de junio de 1999 día del Inmaculado Corazón de María y es uno de los principales apostolados de la Corporación. Su objetivo es comprometer a muchas familias con el rezo diario del Santo Rosario para pedirle a la Madre de Dios que interceda ante Él por la paz de Colombia y del mundo. En torno al Santo Rosario, la Cruzada también busca favorecer la tarea de la Iglesia en relación con la conservación y el fortalecimiento de los valores familiares cristianos auténticos.

La Cruzada del Rosario es el resultado de un compromiso con Colombia; una manera práctica de participar en el proceso de pacificación, mostrando con obras de fe que se quiere conquistar la paz para nuestro país acatando las recomendaciones dadas en 1917 por Nuestra Señora de Fátima: oración y rezo diario del Santo Rosario. Con este propósito, se está entronizando la imagen de Santa María de la Paz en todos los hogares que, a lo largo y ancho de la geografía colombiana, y de manera especial el Área Metropolitana de Medellín, quieran comprometerse a rezar a diario el Santo Rosario en familia para pedir por la paz. Así mismo, se están haciendo entronizaciones en familias colombianas que residen fuera del país.

Hasta el momento se han comprometido con la Cruzada del Rosario La distribución y entronización de las imágenes de Santa María de la Paz se hace de modo totalmente gratuito, aunque cualquier tipo de ofrenda es bien recibida, ya que constituye una gran ayuda para sufragar los costos que la misma Cruzada demanda. Aunque la Cruzada se está llevando a cabo entronizando las imágenes de Santa María de la Paz no se hace con espíritu de exclusivismo ni en oposición a la devoción a otras advocaciones tradicionales en nuestra patria y en todo el mundo. El espíritu de la Corporación y por tanto también el de la Cruzada del Rosario es difundir la devoción a María Santísima en todas sus advocaciones.

Monseñor Alberto Giraldo Jaramillo, Arzobispo de Medellín, envió una carta a los Obispos colombianos informándoles de la existencia de la Corporación y sus diferentes apostolados e invitándolos a unirse especialmente a la Cruzada del Rosario por la Paz. (Texto de la carta)