Adelfa Zapata de Caicedo

Sufro de azúcar en la sangre y de la circulación, me cogió un dolor en los pies y se me pusieron negros.

Yo muy asustada pensé que me los tenían que cortar, me entregue con mucha devoción a Santa María de La Paz y pedí una cita con un médico de circulación y me dijo que estaba muy mal pero que los dedos no me los iban a cortar que iba a tener con droga y se va a mejorar mucho.

Empecé la droga y empezaron una mejorar mis dedos, hoy los tengo de un color casi normal esto para mí fue un Milagro que me hizo Santa María de La Paz.

Adelfa Zapata de Caicedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *