San Antonio de Padua

Cada 13 de junio la Iglesia católica se celebra a San Antonio de Padua, patrón de mujeres estériles, pobres, viajeros, albañiles, panaderos y papeleros. A él se le invoca por los objetos perdidos y para pedir un buen esposo/a.

San Antonio nació en Portugal, pero adquirió el apellido por el que lo conoce el mundo, de la ciudad italiana de Padua, donde murió y donde todavía se veneran sus reliquias.

León XIII lo llamó “el santo de todo el mundo”, porque su imagen y devoción se encuentran por todas partes.

Llamado “Doctor Evangélico”, escribió sermones para todas las fiestas del año.

Algunos pensamientos de San Antonio:
-“¿Saben cuál es el poder más bello y más laudable? Es aquel que domina a sí mismo su propia soberbia.”

-“La esperanza es la aceptación de los bienes futuros.”

-“El rostro de Dios está impreso en nuestra razón.”

-“La habitual contemplación de Cristo paciente y despreciado, y el recuerdo de sus sacrificios, hacen insensibles los placeres y gozos de la tierra.”

-“El lobo devora con gusto a su presa; así el demonio busca, sobre todo, manchar la pureza.”